Aprender de formas diferentes: Segunda parte

(Continua de “Aprender de formas diferentes: Primera parte“)

Distintos enfoques de las formas y estilos de aprendizaje:

  1. Teoría de las inteligencias múltiples
  2. Estilos de pensamiento y desarrollo cognitivo
  3. Estilos de pensamiento y diseño de instrucción / aprendizaje
  4. Estilos de pensamiento y creatividad
  5. Estilos de aprendizaje: modelo de Honey y Mumford

apre3ESP
Veamos brevemente cada uno de ellos:

    1. Teoría de las inteligencias múltiples

La hipótesis de las inteligencias múltiples es un modelo de concepción de la mente propuesto en 1983 por Howard Gardner. Para él, la inteligencia no es un conjunto de diferentes capacidades específicas, sino una red de capacidades autónomas, relativamente interrelacionadas, que dotan a la persona de un determinado potencial biopsicológico de procesamiento de información que se puede activar en un determinado marco cultural o en más de uno, para resolver problemas o crear productos que tienen valor para dichos marcos, en función de las oportunidades disponibles en esa cultura y de las decisiones tomadas por cada persona y/o su familia, sus enseñantes y otras personas.

La teoría de las inteligencias múltiples propone la existencia de siete tipos de inteligencias, aunque años más tarde, Gardner añadiría una más y después una novena, aunque no integrada con las anteriores. Todas las personas las poseen en su totalidad, con la particularidad de que unas estén más desarrolladas que otras.

  • Inteligencia lingüística: habilidad de pensar en palabras y utilizar el lenguaje para expresar y percibir significados complejos
  • Inteligencia lógico-matemática : habilidad de calcular, cuantificar, utilizar el razonamiento lógico, considerar premisas, hipótesis, pautas y relaciones y llevar a cabo operaciones matemáticas complejas
  • Inteligencia espacial: capacidad de pensar de forma tridimensional y de percibir imágenes internas y externas, recrearlas, transformarlas y hacer que los objetos y uno mismo se muevan a través del espacio, así como codificar y producir gráficos
  • Inteligencia corporal-kinestésica: habilidad de manipular objetos y de coordinar y utilizar los músculos de forma coordinada, el equilibrio físico, la rapidez y la flexibilidad y la sensibilidad en el tacto
  • Inteligencia musical: sensibilidad para percibir tono, melodía, ritmo y entonación
  • Inteligencia interpersonal: capacidad de entender a las personas e interrelacionarse con ellas, habilidad de liderar, organizar, comunicar, resolver conflictos y vender
  • Inteligencia intrapersonal: capacidad de entenderse a uno mismo, reconociendo los puntos fuertes y debilidades propias y estableciendo objetivos personales
  • Inteligencia naturalista: capacidad de observar la naturaleza y entender sus leyes y procesos, haciendo distinciones e identificando flora y fauna
  • Inteligencia espiritual: sensibilidad para lo religioso, lo místico, lo trascendental, inquietud por las cuestiones cósmicas o existenciales, capacidad especial para alcanzar estados y experiencias espirituales elevadas

 

  1. Estilos de pensamiento y desarrollo cognitivo

Los estilos se han aplicado a tres tipos de características de la persona: a) estilos cognitivos; b) estilos de aprendizaje; y c) estilos de pensamiento. Ninguno de los tres hace referencia a las habilidades de la persona sino a la forma con la que la persona las usa.

La teoría de Sternberg (1988, 1997) describe 13 estilos de pensamiento en cinco dimensiones del autogobierno mental (preferencias):

Funciones:

  • Legislativo: tareas que requieren estrategias creativas; elegir las propias actividades.
  • Ejecutivo: tareas con instrucciones claras, estructuradas y con pautas establecidas.
  • Judicial: tareas que permiten la autoevaluación y evaluar el rendimiento de otros.

Formas:

  • Jerárquico: distribuir la atención a varias tareas priorizadas según su valoración.
  • Monárquico: tareas que le permiten enfocarse completamente en una cosa a la vez.
  • Oligárquico: trabajar en múltiples tareas al servicio de múltiples objetivos sin establecer prioridades.
  • Anárquico: trabajar en tareas que permitan flexibilidad en cuanto a qué, dónde, cuándo y cómo.

Niveles:

  • Global: prefiere prestar más atención a la imagen general de un problema y / o en ideas abstractas.
  • Local: trabajar en tareas que requieren detalles concretos.

Ámbitos:

  • Interno: tareas que le permiten a uno trabajar de forma independiente.
  • Externo: tareas que permiten la colaboración con otras personas.

Tendencias:

  • Liberal: tareas que implican novedad y ambigüedad.
  • Conservador: tareas que le permitan a uno adherirse a reglas y procedimientos existentes.

La teoría del desarrollo cognitivo de Perry (1970) consiste en nueve posiciones y delinea los pasos a través de los cuales los estudiantes pasan de ser dualistas y concretos, a ser más contingentes y relativistas, y luego a estar más comprometidos. Debido a que algunas de las posiciones adyacentes son similares, Perry colocó las nueve posiciones en tres categorías secuenciales: dualismo, relativismo y compromiso. Similar a la teoría del desarrollo cognitivo de Piaget (1952), la teoría de Perry (1970, 1981) se centra en cómo piensan los estudiantes pero no en lo que piensan.

 

  1. Estilos de pensamiento y diseño de instrucción / aprendizaje

Los niños (y los mayores) aprenden adecuadamente de diferentes maneras, y parecen aprovechar más cuando la instrucción se diferencia de alguna manera para acomodar estas diferencias.

Comprender los estilos de pensamiento ayuda a los docentes a diferenciar la instrucción para maximizar los resultados de aprendizaje de todos los alumnos (Sternberg, 1997; Sternberg y Grigorenko, 1997). De hecho, los enfoques de aprendizaje están relacionados con los estilos de pensamiento (Zhang, 2000; Zhang y Sternberg, 2005).

Un estilo de pensamiento es una preferencia por usar habilidades de ciertas maneras. No es una habilidad en sí misma, sino la forma en que a uno le gusta utilizar habilidades.

El principio clave es que para que los estudiantes se beneficien al máximo de la instrucción y la evaluación, al menos una parte de la instrucción y la evaluación deben coincidir con sus estilos de pensamiento. Así,  puede elaborarse una lista con los diversos modos de instrucción (conferencias, lecturas, preguntas, aprendizaje cooperativo, trabajo individual, proyectos, resolución de problemas, recitación, discusión, memorización, creatividad,…) y los estilos más acordes con cada uno de ellos.

 

  1. Estilos de pensamiento y creatividad

Desde el modelo del proceso creativo conocido como “teoría de la inversión” y propuesto por Sternberg y Lubart (1997) se sostiene que para llevar a cabo cualquier tipo de inversión, incluida la creativa, el individuo tiene que “comprar a la baja y vender al alza”. Así, las mayores contribuciones creativas generalmente pueden hacerse en áreas con ideas que en un momento dado están infravaloradas.

En relación a los recursos de la creatividad, esta teoría propone que la creatividad implica seis recursos:

  1. Procesos intelectuales: generar las opciones en las que los demás no piensan, y reconocer cuáles son las buenas
  2. Conocimiento: saber qué han hecho los demás en nuestro campo de trabajo, de modo que sepamos qué no han hecho o qué no han pensado todavía hacer
  3. Estilo cognitivo o de pensamiento: tiene que gustarnos pensar y actuar de un modo creativo e ir contra corriente, así como ver el bosque sin perder los árboles de vista
  4. Personalidad: tener la voluntad de asumir riesgos y superar los obstáculos a los que se enfrentan y seguir haciéndolo a lo largo de toda nuestra vida
  5. Motivación: querer hacerlo en lugar de limitarnos sólo a pensarlo
  6. Contexto ambiental: trabajar en un empleo, vivir en un país, o estar en relación con otros que nos permitan hacer todas estas cosas

La realización creativa es el resultado de la confluencia de estos distintos elementos. (Sternberg y Lubart, 1997; Sternberg, 2002)

En definitiva, Sternberg y Lubart (1991) destacaron tres estilos característicos de las personas creativas: 1) legislativo, que implica guiarse por las propias reglas, procedimientos o ideas (inventores, descubridores); 2) global-local, ya que ambos pueden ser beneficiosos para la creatividad, dependiendo del tipo de tarea o del estadio de trabajo en la tarea; y 3) progresivo, con tendencia a orientarse a lo nuevo, al cambio y la innovación.

 

  1. Estilos de aprendizaje: modelo de Honey y Mumford

La teoría sobre los estilos de aprendizaje fue desarrollada por Peter Honey y Alan Mumford, basándose en un trabajo previo de Kolb; identificaron cuatro distintos tipos de aprendizaje o preferencias: el activo, el teórico, el pragmático y el reflexivo. Estos son los métodos de aprendizaje por los que cada individuo opta de manera natural y recomiendan que, para optimizar su propio aprendizaje personal, cada alumno debería comprender su estilo de aprendizaje y buscar oportunidades para aprender utilizando ese estilo:

  • Activo: Son personas que aprenden haciendo. Necesitan ensuciarse las manos y sumergirse en las cosas con las dos manos por delante. Tienen una actitud muy abierta para aprender y se implican plenamente y sin prejuicios en las nuevas experiencias
  • Teórico: A estas personas les gusta entender la teoría que hay detrás de las acciones. Necesitan modelos, conceptos y hechos con el objeto de participar en su propio proceso de aprendizaje. Prefieren analizar y sintetizar para elaborar la nueva información en una teoría lógica y sistemática
  • Pragmático: Estas personas necesitan saber cómo poner en práctica en la vida real lo que han aprendido. Los conceptos abstractos y los juegos no son apropiados para ellos, a no ser que puedan ver la manera de poner esas ideas en práctica en sus vidas. Como experimentadores, prueban nuevas ideas, teorías y técnicas para ver si funcionan
  • Reflexivo: Estas personas aprenden observando y pensando en lo que ocurre. Evitan saltar, porque prefieren observar las cosas desde la barrera. Prefieren dar un paso atrás y observar las experiencias desde distintas perspectivas, recoger datos y tomarse el tiempo necesario para llegar a las conclusiones apropiadas

 

Si queréis saber más…

 

Stenberg, R.J. (1988) Mental self-government: a theory of intellectual styles and their development. Human Development no. 31.

Stenberg, R.J. (1997) Thinking Styles. Cambridge University Press (Versión en español: 1999, Estilos de pensamiento. Barcelona. Paidós)

Perry, W.G. (1970) Forms of Intellectual and Ethical Development in the College Years: A Scheme. Holt, Rinehart and Winston. New York.

Gardner, H. (1983) Frames of Mind: The Theory of Multiple Intelligences. Basic Books. New York.

https://www.amazon.es/Frames-Mind-Theory-Multiple-Intelligences/dp/0465024335

Honey, P. y Mumford, A. (1986) The Manual of Learning Styles. Maidenhead, Peter Honey Associates.

Sternberg, R. J. y Lubart, T. I. (1997). La creatividad en una cultura conformista: Un desafío a las masas. Paidós. Barcelona.

https://www.amazon.es/Creatividad-una-cultura-conformista-desafio/dp/8449303400

Sternberg, R.J. (2002) Raising the Achievement of All Students: Teaching for Successful Intelligence. Educational Psychology Review, Vol. 14, No. 4, December 2002.

http://www.google.es/url?url=http://www.indiana.edu/~futures/r_stbg.doc&rct=j&frm=1&q=&esrc=s&sa=U&ved=0ahUKEwjLrYb0kqzXAhVSnRQKHXCuDF8QFgghMAM&usg=AOvVaw0GdO5t-dsTBPJoMU1ISmNZ

Sternberg, R.J. y Lubart, T.I. (1991) An investment theory of creativity and its development. Human Development no. 34 (1).

Sternberg, R.J. y Grigorenko, E.L. (1995) Styles of thinking in the school. European Journal for High Ability no. 6.

Zhang, L.F. (2000) Are thinking styles and personality types related?. Educational Psychology, 20 (3).

Zhang, L.F. y Sternberg, R.J. (2005) A threefold model of intellectual styles. Educational Psychology Review, 17 (1).

Piaget, J. (1950) The Psychology of Intelligence. Harcourt and Brace. New York.

https://www.amazon.es/Psychology-Intelligence-J-Piaget/dp/B0007JPOPK

Piaget, J. (1957) Logic and Psychology. Basic Books. New York.

Piaget, J. (1952) The origins of intelligence in children. International University Press. New York.

Perry, W.G. (1981) Cognitive and Ethical Growth: The Making of Meaning, in Arthur W. Chickering and Associates, The Modern American College. Jossey-Bass. San Francisco.