Creatividad y self. Primera parte

Ya hemos tratado, aunque de forma muy abreviada la psicología del self y la creatividad en posts anteriores, pero de manera separada. En este artículo pretendemos revisar las distintas concepciones de la creatividad y en especial de la relación entre el self y la creatividad desde las distintas escuelas de psicología y psicoterapia. Pero antes debemos re-abrir el concepto de creatividad de una forma más amplia.

crea1ESP

Perspectiva multidisciplinar y multidimensional de la creatividad

La creatividad se ha estudiado tradicionalmente desde las Artes y las Humanidades, pero su campo de influencia se ha extendido a las Ciencias, las Ingenierías, el Diseño y la Economía y se analiza la creatividad como una característica humana y social desde la filosofía, la sociología, la psicología y la antropología, y se estudia su aplicación a los procesos de enseñanza/aprendizaje y de innovación.

En una visión multidisciplinar e integradora, la creatividad es el principio básico de aplicación de la inteligencia a la mejora de la calidad de vida de las personas y, en consecuencia, al progreso de la sociedad. La creatividad es una de las estrategias fundamentales de la evolución natural de las sociedades. Sin creatividad, no hay ni evolución ni progreso posible.

Las teorías y modelos de creatividad actuales (de finales del siglo pasado hasta nuestros días) aceptan que la explicación de la creatividad proviene de la estructura resultante de la interacción entre procesos, productos, personalidad y entorno:

  1. La persona creativa
  2. El proceso creativo
  3. El producto o resultado creativo
  4. La situación o ambiente

Algunos autores añaden un quinto elemento: el problema que “dispara” la creatividad (Urban ,1995), o uno distinto: la capacidad de persuasión o la habilidad de convencer a otros del valor de su trabajo (Simonton,1990).

Según Feldhusen y Goh (1995), una valoración comprensiva de la creatividad requiere múltiples medidas referidas a procesos cognitivos, motivación, intereses, actitudes y estilos asociados con la creatividad, así como, de los resultados derivados de los procesos creativos y de la influencia de los factores ambientales.

Podemos destacar tres modelos teóricos de creatividad:

La creatividad puede desarrollarse, y para ello han aparecido a lo largo de la historia reciente multitud de metodologías. Una breve recopilación de las mismas podría ser algo parecido a:

  1. Programas de resolución de problemas: Purdue Creative Thinking Program, Creative Problem Solving, Productive Thinking Program, CoRT Thinking Program, etc.
  2. Técnicas de creatividad: Conexiones analógicas, Pensamiento lateral, Brainstorming, El Arte de Preguntar, TRIZ, Scamper, etc.
  3. Técnicas o métodos derivados de la Psicología y la Psicoterapia: Psicoanálisis, Terapia Rogeriana, Gestalt, Psicodrama, Análisis Transaccional, Neopsicoanálisis, Mapas transpersonales, etc.
  4. Nuevos Modelos de enseñanza/aprendizaje: H. Gardner, Csikszentmihalyi, modelo semiótico de C.S. Peirce

La creatividad vista desde la Filosofía

Podemos encontrar distintas formas de entender la creatividad o el proceso creativo:

  • producción humana de algo a partir de alguna realidad preexistente, pero en tal forma que lo producido no se halle necesariamente en tal realidad.
  • producción natural de algo a partir de algo preexistente, pero sin que el efecto esté incluido en la causa, o sin que haya estricta necesidad de tal efecto.
  • producción divina de algo a partir  de una realidad preexistente, resultando un orden o un cosmos de un anterior caos.
  • producción divina de algo a partir de la nada o creatio ex nihilo.

La creatividad vista desde la Psicología

  • La Psicología analiza la creatividad como capacidad humana, como algo que ocurre dentro del sujeto y que se manifiesta en su comportamiento:
    • La Psicología Cognitiva investiga los procesos cognitivos que intervienen en el acto creativo
    • La Psicología Evolutiva investiga las distintas capacidades mentales que la evolución ha configurado en el cerebro humano (instintos, emociones, intuiciones, razonamientos y capacidad de planificación)
    • La Psicología Social estudia la influencia que el contexto social ejerce sobre los comportamientos creativos
  • Las Neurociencias intentan comprender los circuitos neuronales que intervienen en el proceso creativo
  • La Heurística estudia la creatividad como generación de procesos de información

En el estudio de las características de la persona creativa, se toman como referencia aspectos relacionados con componentes cognitivos, conocimiento base, dominio de ciertas materias, rasgos de personalidad, intereses y motivación.

En Psicología de la Creatividad se observa que la creatividad florece cuando superamos las barreras mentales que nos impiden acceder a los conceptos clave que nos abren la puerta a la resolución novedosa y valiosa que estamos buscando. Muchas de estas barreras nos las autoimponemos; otras provienen del entorno; otras son intrínsecas al funcionamiento del cerebro humano. Conocer cuáles son las barreras y las deficiencias del cerebro nos ayudará a evitarlas. Conocer más a fondo nuestras potencialidades nos ayudará a ser más eficaces.

La creatividad y el concepto de sí mismo (self-concept)

La capacidad de autorregulación emocional, es decir la capacidad de modificar voluntariamente nuestro estado psicológico y emocional, parece resultar realmente importante para la implicación efectiva en el proceso de trabajo creativo. A través del proceso de autorregulación desarrollamos un conocimiento y una experiencia metacognitiva que nos coloca en una mejor posición para comprender y regular nuestra conducta de cara a la producción creativa o a la identificación de nuevos productos.

Esta autorregulación se genera a partir de la interacción entre los procesos de autorevisión (self-monitoring), autoevaluación (self-evaluation) y autoreforzamiento (self-reinforcement).

  • La Autorevisión consiste en el proceso de prestar atención deliberada a la conducta que mostramos.
  • La Autoevaluación comprende el proceso de discriminar las diferencias entre la información obtenida en el proceso de prestar atención y las expectativas, propias o sociales, respecto a esa conducta (Yau, 1991).
  • El proceso de Autoreforzamiento es el principal componente motivacional que nos permite ajustar nuestra conducta a las situaciones externas a las que nos enfrentamos. Sin ese componente motivacional las dificultades que, sin duda, aparecen a lo largo de la realización de cualquier tipo de tarea serían percibidas como “muros infranqueables” que mermarían nuestra capacidad creativa (Pesut, 1990).
  • La metacognición, es decir, nuestra capacidad de comprender y ser conscientes de nuestros propios pensamientos, de evaluarlos y de regular la acción y el esfuerzo realizado, están correlacionados de forma significativa con nuestro potencial creativo. (Feldhusen, 1995; Mokhtari y Reichard, 2002; Pesut, 1990).

 

Interpretación de la creatividad por técnicas y métodos derivados de la Psicología y la Psicoterapia:

  1. Psicoanálisis (Sigmund Freud)
  2. Carl Rogers (Terapia Rogeriana)
  3. Terapia Gestalt (diversos autores)
  4. Psicodrama (Jacob Levy Moreno y otros)
  5. Alfred Adler
  6. Horward Gardner
  7. Mihaly Csikszentmihalyi
  8. Charles Sanders Peirce
  9. Jiddu Krishnamurti

 

1. La creatividad según el Psicoanálisis

“El psicoanálisis (…) nos muestra la influencia del inconsciente sobre las obras de arte, pero recalcando siempre, que lo que el psicoanálisis señala y explica no es más que un aspecto -aunque importante – de la génesis de las creaciones del espíritu“(Freud, 1981).

Para Sigmund Freud “La creatividad se origina en un conflicto inconsciente”. Decía que el individuo se protege de sus instintos y del mundo exterior porque no le proporcionan la satisfacción de sus instintos, retirándose a procesos psíquicos internos. Gracias al mundo interno del individuo se crea una realidad nueva producto de su creatividad.

Freud, en “El Malestar en la Cultura” (1930) afirma que el ser humano nunca encuentra exactamente lo que busca; entre el placer buscado y el placer encontrado, hay siempre una distancia, y allí radica las causas del malestar en la cultura. Freud plantea que, ante el malestar, hay distintos caminos posibles: uno es la enfermedad, el síntoma, las adicciones e incluso la religión son modos de abordar el malestar en la cultura. Pero, nos tranquiliza Freud, al decirnos que hay otros caminos posibles para la humanidad: la creatividad con otros, el trabajo con otros.

Freud contempla la energía creativa como una derivación de la sexualidad infantil sublimada, y que la expresión creativa resulta de la reducción de la tensión. Estos procesos se desarrollan en el inconsciente, donde subyacen las soluciones creativas y las neuróticas a los conflictos.

Freud nos habla de que la sublimación en relación a la obra creadora. (Según Erika Landau la base de todas las teorías psicoanalíticas sobre la creatividad es el concepto de sublimación). La sublimación para Freud es un proceso que consiste en el desvío de fuerzas instintivas sexuales, (lo que implica elementos energéticos, económicos y además dinámicos), y su orientación hacia un fin no sexual, sino por ejemplo a fines culturales y entre ellos la creación artística.

Siguiendo a Freud, Helene Deutsch analiza el proceso creativo ante la presión de los impulsos instintivos, y bajo la amenaza emergente de la solución neurótica, la defensa inconsciente induce a la creación de una obra de arte.

Kris (1952) afirma que la creatividad en general sólo es posible gracias a la regresión del yo.

Rose (1963) distingue entre imaginación creativa y regresiva. La creativa representa una ampliación de las fronteras del yo, al que ayuda por cuanto se mantiene su equilibrio entre el yo corpóreo y la identidad del yo en la dimensión social.

 

2. La creatividad según la terapia Rogeriana

Carl Rogers, exponente de la Psicología Humanista plantea que “La creatividad es una emergencia en acción de un producto relacional nuevo, manifestándose por un lado la unicidad del individuo y por otro los materiales, hechos, gente o circunstancias de su vida”.

Rogers considera que la condición capital de creatividad es que el individuo perciba su entorno sin prejuicios. Así, la creatividad es el producto de nuevas relaciones que surgen de la singularidad del individuo y de las circunstancias, de la atmósfera que hace posible la libertad y la seguridad psicológica donde el individuo puede poner en marcha su potencial y realizarse.

Rogers sostiene la tesis de la autorealización motivada por la necesidad de un individuo por expresar y activar todas sus capacidades. Acentúa la apertura hacia las experiencias, la capacidad de respuesta al medio, la evaluación interna y la capacidad para manipular elementos y conceptos. Para el autor la persona es creativa cuando realiza su potencial como ser humano.

En su obra “Libertad y creatividad en la educación”, propugna precisamente desbloquear el Yo con la liberación del self en el individuo.

Para Rogers el único hombre educado es el hombre que ha aprendido cómo aprender, cómo adaptarse y como cambiar.

(Continuará)

 

Si queréis saber más…

 

Feldhusen, J.F. y Goh, B.E. (1995). Assessing and Accesing Creativity: An Integrative Review of Theory, Research, and Development. Creativity Research Journal, 8(3).

http://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1207/s15326934crj0803_3

Sternberg, R.J. y Lubart, T.I. (1993). Creative Giftedness: A Multivariate Investment Approach. Gifted Child Quarterly, 37(1).

http://journals.sagepub.com/doi/pdf/10.1177/001698629303700102

Treffinger, D.J.; Feldhusen, J.F. y Isaksen, S.G. (1990). Organization and Structure of Productive Thinking. Creative Learning Today, 4(2), pp. 6–8.

Amabile, T. (1996). Creativity in context: Update to the social psychology of creativity. Boulder, CO: Westview Press

Urban, K. K. (2002). The general and special case: Development and nurturing of creativity. Keynote address at the 7th Asia-Pacific Conference on Giftedness, Bangkok, August 12-16, 2002.

Urban, K.K. (1991). On the development of creativity in children. Creativity Research Journal, 4 (2), 177-191.

http://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/10400419109534384

Urban, K.K. (1995). Different Models in Describing, Exploring, Explaining and Nurturing Creativity in Society. European Journal for High Ability, 6, pp. 143–159.

Simonton, D.K. (1990). History, Chemistry, Psychology, and Genius: An intellectual Autobiography of Historiometry. En: Runco, M.A. y Albert, R.S. (Eds.). Theories of Creativity. Newbury Park, CA:  Sage, pp. 92–115.

Munro, J. (2005?) Insights into the creativity process: The components of creativity.

http://citeseerx.ist.psu.edu/viewdoc/download?doi=10.1.1.525.269&rep=rep1&type=pdf

Yau, C. (1991). An Essential Interrelationship: Healthy Self-Esteem And Productive Creativity. Journal Of Creative Behavior, V. 25, Nº 2, Second Quarter.

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/j.2162-6057.1991.tb01365.x/full

Pesut, D. (1990). Toward a new definition of creativity. Nurse Educator,10(1), 5.

http://journals.lww.com/nurseeducatoronline/Citation/1985/01000/Toward_A_New_Definition_of_Creativity.1.aspx

Feldhusen, J.F. (1995). A knowledge base, metacognitive skills, and personality factors. Journal of Creative Behavior, 29(4), 255-268

Mokhtari, K. & Reichard, C.A. (2002). Assessing students’metacognitive awareness of reading strategies. Journal of Educational Psychology, 94(2), 249-259.

Sanz de Acedo, M.L. y Sanz de Acedo, M.T. (2013) How creative potential is related to metacognition. European Journal of Education and Psychology 2013, Vol. 6, Nº 2 (Págs. 69-81)

http://www.redalyc.org/pdf/1293/129328767001.pdf

Guilera, Ll. (2011) Anatomía de la creatividad. FUNDIT – Escola Superior de Disseny ESDi

http://www.esdi.es/content/pdf/anatomia-de-la-creatividad.pdf

Karwowski, M. (2015) Development of the Creative Self-Concept. Creativity. Theories – Research – Applications Vol. 2, Issue 2, 2015

https://www.degruyter.com/downloadpdf/j/ctra.2015.2.issue-2/ctra-2015-0019/ctra-2015-0019.pdf

Fernández, R. y Peralta, F. (1998) Estudio de tres modelos de creatividad: criterios para la identificación de la producción creativa.  FAISCA. Revista de Altas Capacidades. Vol 6 (1998).

https://revistas.ucm.es/index.php/FAIS/article/viewFile/FAIS9898110067A/7883

Weixlberger, C. (2013) La Creatividad desde el punto de vista del psicoanálisis. RUTA: Revista Universitària de Treballs Acadèmics, Nº. 5, 2013.

https://ddd.uab.cat/pub/ruta/ruta_a2013m12n5/ruta_a2013m12n5a7.pdf

Landau, E. (2003) El valor de ser superdotado. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte,

Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, Fundación CEIM.

https://sede.educacion.gob.es/publiventa/descarga.action?f_codigo_agc=13395_19

Rogers, C. y Freiberg, H.J. (1996) Libertad y creatividad en la educación. Paidós. 1996.

 

Otras páginas web de interés en el tema:

https://www.psychologytoday.com/blog/one-true-thing/201609/are-self-esteem-and-creativity-connected

http://www.psicologia-online.com/articulos/2006/pensamiento_creativo.shtml

https://www.ecured.cu/Creatividad