Motivación basada en valores (IV)

En artículos anteriores hemos tratado la motivación en genérico, la motivación intrínseca y la motivación para emprender. En este post nuestro enfoque parte de los valores, y desde éstos, pretende llegar a la motivación, precisamente en la elección y priorización de los mismos como guías de comportamiento.

motiv4ESP

Los valores de las personas, como sus necesidades, inducen valencias sobre sus posibles acciones, es decir, sus acciones se vuelven más atractivas, más valoradas subjetivamente, en la medida en que promueven el logro de metas valoradas. Las personas que valoran la estimulación probablemente serían atraídas por una oferta de trabajo desafiante, mientras que aquellas que valoran la seguridad podrían encontrar la misma oferta amenazante y poco atractiva. Los valores de alta prioridad son fundamentales para el concepto de (uno/) sí mismo. Detectar una oportunidad para alcanzarlos da lugar a una respuesta automática, positiva y afectiva a las acciones que les servirán. Detectar una amenaza para valorar el logro da lugar a una respuesta afectiva negativa (Feather, 1995).

La reflexión sobre los valores comienza con los trabajos clásicos sobre las virtudes contemplando unas pocas posibilidades que giran alrededor de lo que es la actuación humana virtuosa en una sociedad justa (Platón 428-347 A.C.). Para Aristóteles (384-322 A.C.), al contrario que para su maestro, el bien supremo era la felicidad. La fe, la esperanza y la caridad son las más altas virtudes para el cristiano (Santo Tomás 1224-1274), virtudes que también presentan su jerarquía interna (la primera es la caridad). Para Hobbes (1588-1679) o Spinoza (1632-1677) son la autoprotección y la supervivencia. Con Kant (1724-1804) se acorta la distancia que separa el conocimiento interno de la virtud de la obligación externa de las normas.

La psicología humanista afirma que no hay separación entre la cualidad y el objeto, ni escisión entre el ser y el valor. Los valores se han ocultado tradicionalmente en las esencias de las cosas (Ortega y Gasset, 2004) y se han hecho autónomos en la filosofía contemporánea al tratar de encontrar sentido al universo en su conjunto y a cada uno de sus elementos.

Los valores tienen que ver con la manera de comportarnos, son generalizables y no se trata únicamente de experiencias personales (Haydon, 2003); se perciben por un proceso no intelectual de estimación (Ortega y Gasset, 2004) y no sólo valen para emitir juicios de valor sino que se tienen que encarnar en la conducta de las personas de un modo creativo.

Para introducir la visión “moderna” de los valores trataremos sucintamente estos tres modelos:

  1. El Modelo de los cuatro cuadrantes de Ken Wilber
  2. El Modelo de las 5 dimensiones de Hofstede
  3. El Modelo Hall-Tonna

 

1) El Modelo de los cuatro cuadrantes de Ken Wilber

Los cuadrantes representan las cuatro perspectivas diferentes que uno puede tener sobre los sistemas humanos:

  • Desde el interior de la conciencia individual, los valores personales y las creencias. Valores vistos desde un nivel general de conciencia, la forma en que los valores tienen sentido y se relacionan con el mundo (los valores intencionales).
  • Desde lo externo de las acciones y los comportamientos personales individuales. Valores vistos desde una colección de emociones, procesamiento cognitivo y todas las acciones manifestadas (los valores de comportamiento).
  • Desde el interior de una conciencia colectiva, los valores culturales y las creencias. Valores vistos desde el punto de vista de las políticas y normas sociales (los valores sociales).
  • Desde el exterior de un colectivo a través de un grupo de estructuras sociales, sistemas, procesos, acciones y comportamientos. Valores vistos a partir de un patrón de supuestos básicos subyacentes (los valores culturales).

2)  El Modelo de las 5 dimensiones de Hofstede

Hofstede desarrolló el llamado Modelo de las 5 dimensiones para identificar los patrones culturales de cada grupo/comunidad/nacionalidad. Es un modelo de gran ayuda en la comunicación intercultural.

  1. Distancia al poder
  2. Individualismo – Colectivismo
  3. Cantidad/calidad de vida (Masculinidad – Feminidad)
  4. Evasión de la incertidumbre
  5. Orientación a largo plazo
  1. Distancia al Poder: el grado en que la comunidad acepta que el poder en las instituciones y organizaciones se distribuye de manera desigual. Va de igualdad relativa (poca distancia del poder) a gran desigualdad (mucha distancia del poder). El grado en que hay más desigualdad, en el que hay mayores niveles jerárquicos, es también el grado en que los miembros de una sociedad aceptan que el poder está distribuido de forma desigual.
  2. Individualismo o Colectivismo: el individualismo es el grado en el que los miembros de una comunidad prefieren actuar como individuos más que como miembros de un grupo. En culturas individualistas, la primera identificación es contigo mismo, y la tarea de la educación es precisamente encontrarse a uno mismo y sostenerse sobre los propios pies, sin ser dependiente del/de los grupo/s al que uno pertenece. En el colectivismo las personas pertenecen a grupos, clanes, organizaciones, familias, que tienen cuidado de ellos y a los que ellos deben lealtad. En primer lugar la persona se identifica con el grupo y después con uno mismo.
  3. Cantidad de Vida o Calidad de Vida: la cantidad de vida es el grado en que prevalecen los valores de asertividad, ganancias económicas y de bienes materiales. La calidad de vida es el grado en que las personas valúan las relaciones y muestran sensibilidad e interés por el bienestar de los demás. Este indicador nos dice si en una determinada cultura hay muchas diferencias entre la forma en la que se deben comportar unas personas u otras dependiendo de su sexo.
  4. Evasión de la Incertidumbre: grado en que una comunidad prefiere las situaciones estructuradas antes que las no estructuradas, inciertas y ambiguas y trata de evitarlas. Esta dimensión marca el grado en que las personas se sienten amenazadas por la incertidumbre y tratan de evitarla.
  5. Orientación a Largo Plazo o a Corto Plazo: los integrantes de culturas con orientación a largo plazo miran al futuro y valoran el ahorro y la persistencia. Con una orientación a corto plazo se valora el pasado y el presente y se subraya el respeto por la tradición y el cumplimiento de las obligaciones sociales.

 

3) El Modelo Hall-Tonna

En 1976 Hall publicó el libro titulado: The Development of Conciousness: A Confluent Theory of Values, en el que reflexionó sobre los trabajos de Maslow (1973), Erickson (1980), Kohlberg (1981) y otros autores que trabajaron sobre el desarrollo humano haciendo coincidir el desarrollo de los valores con el de la consciencia.

La aportación de Hall consistió en el diseño de un mapa en el que se representaban las relaciones entre los valores y las etapas de madurez de la persona. Hall comprobó que ciertos valores  llegaban a convertirse en prioridades en diferentes etapas de nuestro desarrollo. El núcleo central de esta teoría es que cualquier conducta humana puede ser descrita a través de una combinación de estos valores.

Hall afirma que lo que las personas valoran y priorizan en sus vidas está mediatizado por lo que piensan que ésta es, por lo que es real para cada uno. Hall cita a Jung al abordar esta idea, afirmando que la persona necesita externalizar las condiciones del inconsciente y vivir la experiencia de sí mismo como una totalidad: “Jung wrote in Reflections (1963: 3) My life is a story of the self realization of the unconscious. Everything in the unconscious seeks outward manifestation, and the personality too desires to evolve out of its unconscious conditions and experience itself as a whole” (Hall, 1995).

Hall y Tonna proponen la hipótesis de la existencia de 125 valores elementales, comunes (~universales) a todos los seres humanos. Dividen los valores en metas y medios y a su vez en dos dimensiones: personal e institucional.

Hall-TonaESP

Los valores meta se caracterizan por tener mayor estabilidad y permanencia que los medios que son más provisionales y reflejan las estrategias, caminos y recursos empleados para alcanzarlas. Los primeros responden a objetivos a medio y largo plazo y suelen permanecer a lo largo de la vida. Hay una conexión entre ellos: se construyen unos sobre otros. Es decir, no se trata de valores distintos sino de versiones cada vez más complejas de los mismos valores. De los 125 valores, 29 son metas y 96 medios. Las metas se dirigen hacia el futuro y orientan la conducta humana. Forman una especie de recorrido natural de desarrollo que progresa a través de fases y etapas representando en cada fase una visión del mundo distinta y construyéndose cada etapa sobre las previas.

Nuevos desarrollos del modelo Hall-Tonna

Los nuevos desarrollos se han realizado sobre el papel central que tienen los valores en las organizaciones, y de ellos proviene la Gestión por valores. Uno de los primeros trabajos sobre esta cuestión fue el titulado: Management by Values: Value Bassed Programs that Build Commitment (Hall y Joiner, 1992).

Para finalizar invitamos al lector a revisar una pequeña aportación al tema que publicamos en su día sobre lo que llamamos “valores-felicidad”.

 

Si queréis saber más…

 

Feather, N. T. (1995). Values, valences and choice: The influence of values on the perceived attractiveness and choice of alternatives. Journal of Personality and Social Psychology, 68.

Ken Wilber. A Brief History of Everything. New York: Shambhala, 1996; p. 71. https://www.amazon.es/dp/B00ATMWJMG/ref=dp-kindle-redirect?_encoding=UTF8&btkr=1

Maslow, A.H. (1973) The Farther Reaches of Human Nature  NY: Viking, 1971. Harmondworth, Eng: Penguin Books, 1973.

Maslow, A.H. (1973) The Farther Reaches of Human Nature. The Human Potential Center. http://www.humanpotentialcenter.org/Articles/FartherReaches.pdf

Maslow, A. (2016) La personalidad creadora. Barcelona: Kairós. [Primera edición original de 1971; de la edición española, Mayo 1983, Barcelona: Kairós].

https://www.amazon.es/personalidad-creadora-Psicolog%C3%ADa-Abraham-Maslow/dp/8472453251/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1486376530&sr=8-1&keywords=La+personalidad+creadora

Ortega y Gasset, J. (2004) Introducción a una estimativa ¿Qué son los valores?. Madrid: Encuentro.

http://www.casadellibro.com/libro-introduccion-a-una-estimativa-que-son-los-valores/9788474907100/946311

Haydon, G. (2003) Enseñar valores. Un nuevo enfoque. Ministerio de Educación – Morata. Madrid.

https://www.amazon.es/Ense%C3%B1ar-valores-Coedici%C3%B3n-Ministerio-Educaci%C3%B3n/dp/toc/8471124858

Hall, B.P. (1976) The Development of Conciousness: A confluent Theory of Values. New York: Paulist Press.

Hall, B.P. y Joiner, C.W. (1992) Management by Values. Ohio: Values Technology.

Hall, B.P. (1995) Values Shift: Personal and Organizational Development. New York: Twin Lights Publishing.

https://www.amazon.es/Values-Shift-Organizational-Transformation-2006-08-01/dp/B01K3ONJ78/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1486456268&sr=8-1&keywords=Brian+P.+Hall

Hall, B.P. y Tonna, B. (1980) God’s Plans for Us: a practical strategy for communal discernments of spirits. New York: Paulist Press.

Erickson, E.H. (1980) Identity and the Life Cicle. New York: W.W.Norton & Company Inc.

Jung, C.G. (1963) Memories, Dreams and Reflections. New York: Pantheon Books. En español (2001). Recuerdos, sueños, pensamientos. Barcelona: Seix Barral.

https://www.amazon.es/Recuerdos-sue%C3%B1os-pensamientos-COLECCION-ENSAYO/dp/8432208299/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1486455994&sr=8-1&keywords=recuerdos+sue%C3%B1os+pensamientos

Kohlberg, L. (1981) Essays on Moral Development: Vol. 1, The Philosophy of Moral Development. San Francisco: Harper and Row.