El tiempo

En el tiempo de 5 minutos aproximadamente van ustedes a leer, si no se aburren antes de llegar al final, algunos de los interrogantes y menos respuestas que sobre el tiempo la humanidad se ha planteado en las diversas épocas de la historia, desde los filósofos griegos hasta nuestros días, y desde la filosofía, pero también desde la física, la psicología y las ciencias sociales.

tiempoESP

Los antiguos griegos tenían tres palabras (tres dioses) para representar el tiempo: Cronos, Aión y Kairós.

  • Cronos es el dios, representado como un hombre maduro, que devora todo y todos, incluidos sus hijos, para mantener su poder. Es el dios del tiempo secuencial, cronológico que pasa inevitablemente. Es el dios al que recurrimos cuando ponemos objetivos, hacemos planes de acción y los implementamos. Cronos mide cómo los mortales nos acercamos a la muerte, afanándonos para tener éxito y para controlar los acontecimientos, nuestra vida y las de los demás.
  • Aión es dios de la eternidad. Es a la vez niño y anciano. Es el dios generoso y satisfecho que tiene sentido en sí mismo. Es el dios que no contempla los objetivos ni los planes sino que nos invita a la acción que tenga sentido en sí misma. Cuando actuamos bajo los auspicios de Aión, estamos satisfechos con el camino que recorremos porque el objetivo es recorrerlo y cada paso tiene sentido.
  • Kairós es el dios caprichoso de la oportunidad que pasa rápidamente, al que sólo se le puede coger según viene, en el momento adecuado que puede cambiar nuestro destino. Es el momento imprevisto, la ocasión, el “aquí y ahora” en el que la acción adecuada nos llevará en un santiamén a aquel futuro que deseamos. Kairós ni exige nada ni espera nada de nosotros.

Aristóteles planteó la cuestión de la dependencia de la mente del tiempo cuando dijo: “Si el alma (la mente) no existiera, que el tiempo existiera o no, es una cuestión que se puede preguntar: Porque si no puede haber alguien para contar no puede haber nada que pueda ser contado…”. Finalmente, Aristóteles no responde a su propia pregunta porque, dice que depende de si el tiempo es la numeración consciente del movimiento o, en cambio, es sólo la capacidad de los movimientos de ser numerados, si la conciencia existiera.

Descartes argumentó que un cuerpo material tiene la propiedad de la extensión espacial pero no una capacidad inherente para la resistencia temporal, y que Dios por su acción continua sostiene (o recrea) el cuerpo en cada instante sucesivo. El tiempo es una especie de sustento o recreación (“Tercera Meditación” en Meditaciones sobre la Primera Filosofía).

ParménidesZenónPlatónSpinoza, HegelMcTaggart pensaban que el tiempo no es real.

Según San Agustín el tiempo fue creado por Dios. Sin embargo afirma enfáticamente que esto no significa que el tiempo fue creado en cualquier momento dado. Dice que sería una contradicción asumir que el tiempo fue creado en cierto momento, ya que esto implicaría que el tiempo ya existía antes de ser creado, lo cual sería absurdo. No obstante, mantiene que la eternidad o la falta

de existencia del tiempo, es lógicamente, si no temporalmente, previa a la existencia del tiempo. Desde el punto de vista de San Agustín el tiempo no puede existir sin cambio o movimiento y obtiene la conclusión de que ni el pasado ni el futuro existen, ya que ninguno de los dos existe ahora.

Kant

De acuerdo con Kant, tanto el espacio como el tiempo son formas puras de la intuición sensible o intuición pura, las cuales permiten el conocimiento perceptual de los objetos espacio-temporales, es decir, de los fenómenos.

Siendo, en esta definición los conceptos siguientes:

  1. Fenómeno: es el objeto indeterminado de una intuición empírica, dicho en otras palabras, un fenómeno es aquello que se manifiesta ante la mente y que es constituido por ésta a través de las representaciones, en específico, a partir de la sensibilidad, la cual no es otra cosa que la capacidad de recibir representaciones.
  2. Representaciones: información obtenida por nuestra conciencia sensorial, generada en la mente al relacionarse ésta con los fenómenos.
  3. Intuición: es el modo por medio del cual el conocimiento se refiere inmediatamente a los objetos, es decir, es la manera en que nuestro pensamiento se relaciona con los objetos que aparecen ante nuestra mente.

El tiempo es una forma pura de la intuición sensible o intuición pura, y como tal:

  1. Es una intuición independiente y a priori de las experiencias externas
  2. Es el medio independiente por medio del cual ordenamos las representaciones (originadas por la sensibilidad al percibir los fenómenos)
  3. A su vez es condición de posibilidad de todos los fenómenos (aquello que se manifiesta ante la mente constituido por ésta a través de representaciones), tanto internos como externos
  4. Toda representación, tenga o no por objeto cosas externas, corresponde al estado interno y se encuentra bajo la intuición pura del tiempo.

 

El tiempo en la física

El tiempo es una magnitud física con la que medimos la duración o separación de acontecimientos, sujetos a cambio, de los sistemas sujetos a observación; esto es, el período que transcurre entre el estado del sistema cuando este presentaba un estado X y el instante en el que X registra una variación perceptible para un observador (o aparato de medida).

El tiempo permite ordenar los sucesos en secuencias, estableciendo un pasado, un futuro y un tercer conjunto de eventos ni pasados ni futuros respecto a otro. En mecánica clásica esta tercera clase se llama “presente” y está formada por eventos simultáneos a uno dado.

En mecánica relativista el concepto de tiempo es más complejo: los hechos simultáneos (“presente”) son relativos al observador, salvo que se produzcan en el mismo lugar del espacio; por ejemplo, un choque entre dos partículas.

Newton

Para Newton, el espacio y el tiempo son magnitudes externas al individuo, las cuales no se relacionan con éste, es decir, son independientes del sujeto pensante.

Las partes del tiempo y espacio absoluto permanecen inmutables; a su vez, son los cuasi-lugares de sí mismos y de todas las cosas. El espacio y tiempo absolutos no son perceptibles por los sentidos, por lo que empleamos medidas sensibles dentro de sus partes relativas para poder determinar las magnitudes de los objetos.

Newton distingue pues entre tiempo relativo (aparente y vulgar) como medida sensible y externa obtenida mediante el movimiento, y el tiempo absoluto, unidimensional y que fluye de manera uniforme, y por otro nombre se le llama duración, y que no se relaciona con nada externo.

El tiempo de Planck (también llamado “cronón”)

La Física nos dice que el menor intervalo temporal físicamente representativo posible es el llamado tiempo de Planck, que equivale a 10-43 segundos, es decir, a la diez septillonésima parte de un segundo. Este es, pues, el intervalo temporal más breve en el que las leyes de la Física pueden seguir usándose para estudiar la Naturaleza del Universo. El límite implica que dos eventos cualesquiera no pueden estar separados por un intervalo temporal inferior a éste.

Esto es lo que se pensaba hasta ahora. Pero Mir Faizal, Mohammed M. Khali y Saurya Das, proponen que el menor intervalo de tiempo posible podría superar, incluso en varios órdenes de magnitud, al tiempo de Planck. La mera existencia de este nuevo “tiempo mínimo” puede alterar las ecuaciones básicas de la Mecánica Cuántica, y por lo tanto, el resultado sería un cambio profundo en la descripción de la realidad tal y como la conocemos.

Espuma cuántica

El físico británico John Archivald Wheeler propuso en 1955 la teoría de la espuma cuántica para describir, de algún modo, lo que sucede a 10-35 metros, donde el espacio-tiempo se vuelve espumoso, como un mar revuelto lleno de turbulencias generadas por partículas virtuales que nacen y desaparecen en la nada a velocidades vertiginosas.

¿Y si el paso del tiempo no fuera más que una ilusión?

Faizal, Khali y Das explican que la estructura temporal podría considerarse similar a una estructura cristalina, que consiste en segmentos discretos que se repiten de forma regular. En términos  filosóficos, el argumento de que la estructura temporal es “discreta” sugiere que nuestra percepción del tiempo como algo que fluye constantemente no sería más que una ilusión. “El Universo físico -explica Faizal- es en realidad como una película de imágenes en movimiento, en la que una serie de fotogramas fijos proyectados sucesivamente en una pantalla crean la ilusión de estar ante imágenes que se mueven. Por lo tanto, si este punto de vista se toma en serio, entonces nuestra percepción consciente de la realidad física basada en el movimiento continuo se convierte en una ilusión producida por una estructura matemática discreta subyacente”.

“La propuesta -continúa el investigador- convierte en una realidad la física platónica en la naturaleza”, en referencia al argumento de Platón de que existe una verdadera realidad que es independiente de nuestros sentidos. “Sin embargo, y a diferencia de las teorías del idealismo platónico, nuestra propuesta puede ser probada experimentalmente, y no solo argumentada filosóficamente”.

 

Si queréis saber más…

 

Suter, R. (1962) Augustine on Time, with Some Criticisms from Wittgenstein. Revue internationale de philosophie 16 (1962), no. 61-62, fasc. 3-4: 378-94.

Suter, R. (1965) El Concepto del Tiempo Según San Agustín, con algunos Comentarios Críticos de Wittgenstein. (traducción de Suter, C.M.) en Convivium, no. 19-20, Dec. 1965. Universidad de Barcelona.

http://www.raco.cat/index.php/Convivium/article/view/76270/99078

González, A. (1996) Los tres espacios (tiempos) de Kant. Thémata. Revista de Filosofía. Núm. 16, 1996.

http://institucional.us.es/revistas/themata/16/07%20Gonzalez.pdf

Altamirano, A. (2015) Tiempo-espacio: Kant y Newton sobre la naturaleza de los fenómenos. Centro Universitario México. 19-02-2015.

http://vinculacion.dgire.unam.mx/Congreso-Trabajos-pagina/Trabajos-2015/4-Humanidades%20y%20de%20las%20Artes/4.Filosof%C3%ADa/2.%20CIN2015A40037.pdf

Marramao, G. (2008) Kairós: Apología del tiempo oportuno. Gedisa editorial. Barcelona. Abril del 2008. (Original en Italiano de 1992).

Faizal, M. et al. (2016) Time crystals from minimum time uncertainty. Eur. Phys. J. C (2016) 76:30

http://download.springer.com/static/pdf/243/art%253A10.1140%252Fepjc%252Fs10052-016-3884-4.pdf?originUrl=http%3A%2F%2Flink.springer.com%2Farticle%2F10.1140%2Fepjc%2Fs10052-016-3884-4&token2=exp=1489138321~acl=%2Fstatic%2Fpdf%2F243%2Fart%25253A10.1140%25252Fepjc%25252Fs10052-016-3884-4.pdf%3ForiginUrl%3Dhttp%253A%252F%252Flink.springer.com%252Farticle%252F10.1140%252Fepjc%252Fs10052-016-3884-4*~hmac=b55b5477470fdeeb6ce0a7751a2f3eb1c00a7fd2af88bd512d4c6001b8da2398

 

Otras páginas web de interés sobre el tema:

http://www.iep.utm.edu/time/

https://plato.stanford.edu/entries/time/

https://plato.stanford.edu/entries/time-experience/

https://plato.stanford.edu/entries/consciousness-temporal/

https://www.xataka.com/otros/que-es-el-tiempo-cronones-espumas-cuanticas-y-sentimientos-temporales

http://www.abc.es/ciencia/abci-y-si-paso-tiempo-no-fuera-mas-ilusion-201602020833_noticia.html