Caos

Término griego (Χάος Kháos o cháos) que, en el discurso mítico-religioso, vino a significar lo opuesto a orden y lo impredecible. Según las cosmogonías griegas el caos es el estado en que se encuentra la materia, antes de la existencia del mundo tal como lo conocemos, y del que surgirán las fuerzas organizadoras del universo, del cosmos (cosmos = orden, para los griegos).

caosESP

También entendemos el caos como la complejidad (ver la teoría de la complejidad) de la supuesta causalidad (ver casualidad) en la relación entre fenómenos  o eventos sin que se observe una traza lineal que relacione la causa con el efecto, sino más bien, un complejo cálculo.

Cada sociedad humana está comprometida con la empresa, nunca acabada, de construir un mundo con significación. Vivir en una sociedad determinada significa convivir en este mundo ordenado gracias al “nomos” (=justicia, ley, normas, costumbres). Vivimos con la ilusión del orden, creyendo que la previsión y la planificación son posibles.

Teoría del caos

La teoría del caos es la denominación popular de la rama de las matemáticas, la física y otras ciencias (biología, meteorología, economía, entre otras) que trata ciertos tipos de sistemas complejos y sistemas dinámicos muy sensibles a las variaciones en las condiciones iniciales. Pequeñas variaciones en dichas condiciones iniciales pueden implicar grandes diferencias en el comportamiento futuro, imposibilitando la predicción a largo plazo.

La Teoría del Caos se fundamentó en los años sesenta, con el trabajo de Edward Lorenz. Su desarrollo empezó con Ilya Prigogine, ganador del premio Nobel de química en 1977, quien mostró que las estructuras complejas podrían resultar siendo las más simples.

Caos y entropía

La entropía es el grado de desorden (caos) que existe en la misma naturaleza, y constituye el segundo principio de la termodinámica, el cual puede definirse como el desorden inherente de un sistema. Este principio nos dice que a cada instante, el universo que nos rodea se hace más desordenado, se deteriora y toma una dirección inexorable hacia el caos.

De acuerdo con Prigogine “La producción de entropía contiene siempre dos elementos dialécticos: un elemento creador de desorden, pero también un elemento creador de orden. Y los dos están siempre ligados”.

Caología y Teoría del desorden

Para la Caología (otro nombre de la Teoría del caos) nada es simple, el orden se oculta tras el desorden, lo aleatorio está siempre en acción, lo imprevisible debe ser comprendido. Sus aplicaciones son investigadas en los campos más diversos y complejos en física, astronomía, meteorología, biología, fisiología, medicina, economía, ciencias sociales y humanidades.

Georges Balandier en su libro “El desorden. La teoría del caos y las ciencias sociales” (1993) analiza el desorden haciendo hincapié en tres aspectos:

  • Los mitos de origen: Son la expresión de un orden primordial sacado del caos en el que los ritos y la tradición “trabajan” para el orden.
  • El devenir de la ciencia: De un mundo definido por la armonía a un mundo en movimiento librado a una turbulencia constante.
  • El saber social: La sociedad ya no está establecida en la unidad y en la permanencia sino que la complejidad creciente aumenta las posibilidades y el orden y el desorden actúan juntos.

Orden y desorden en la antigüedad y en el origen de las religiones

Los pueblos antiguos creían que las fuerzas del caos y el orden formaban parte de una tensión inestable, una armonía precaria. Los egipcios concebían el universo primitivo como un abismo sin forma llamado Nut; Los chinos sostenían que un rayo de luz pura, ying, surge del caos y construye el cielo, mientras la pesada opacidad restante, yang, configura la Tierra. Para el cristianismo el universo bíblico comienza sin forma y vacío, hasta que Dios crea u ordena. En el mito se conjugan las fuerzas del orden y el desorden, en un juego que intenta abordar la realidad, describiéndola a través de signos, imágenes y reflejos de su percepción del mundo.

“Al principio Dios creó el cielo y la tierra. La Tierra era caos y vacío, y las tinieblas cubrían el abismo; y el espíritu de Dios aleteaba sobre las aguas”.

Como en la tradición judía y cristiana, en la mayor parte de las cosmogonías la acción divina supone la incorporación progresiva del cosmos (orden y armonía) para ahuyentar el caos (la confusión y las tinieblas).

Caos en las organizaciones

Algunos científicos consideran que la economía global emergente en el siglo XXI está forzando a las organizaciones a operar en un ambiente turbulento (Dolan et al., 2003).

Dentro de las organizaciones, la teoría del caos explica cómo situaciones de cambio rápidas, que re­quieren soluciones creativas, no pueden ser contro­ladas por los estándares normales (Begbie et al, 2002).

El enfoque tradicional del management pone su énfasis sobre el control, el orden y los hechos previ­sibles; dentro de este enfoque, los eventos no con­trolables, el desorden, la incertidumbre y el caos, han sido considerados adversos a la noción de organiza­ción, por lo tanto deben ser eliminados de la empre­sa. Frente a este enfoque, autores como Nonaka (1988), afirman que el caos y el desorden son pro­piedades intrínsecas a la organización y que las per­turbaciones que sufren las organizaciones, ante las cuales luchan los directivos, son realmente oportu­nidades de creación. Es decir, una organización ma­nejada en forma caótica, estará en un estado de revolución permanente, recibirá de buen agrado la inestabilidad y creará la crisis como medio para tras­cender sus límites (Mintzberg et al, 1998).

Hay un orden dentro del desorden, un significa­do dentro del cambio y un propósito en la comple­jidad del cambio. El caos proporciona la dinámica del cambio y facilita el entendimiento y control de sus complejos procesos. Aunque puede haber procesos aleatorios y cambios complejos completamente im­predecibles que salen de nuestro control, el control del caos está dentro de nuestro control (Singh and Singh, 2002).

Caos y estética

García-Mergalejo afirma que según las tendencias estéticas posmodernas predominantes, el desorden y el caos buscan violentar las formas de percepción de los sentidos, en definitiva, persiguen lo mismo que busca la estética: estimular nuestros sentidos.

Por su lado, Alvarado-Planás menciona que: “Nuestro sentido de la belleza, y nuestra estética por tanto, nos lo inspira la coexistencia armónica del orden y del desorden, tal como existe en los objetos físicos: en las nubes, en los árboles, en las montañas y en los cristales de nieve. Las formas de todas estas cosas son procesos dinámicos que se han realizado en formas físicas, donde coexisten de modo inmanente, combinaciones concretas de orden y desorden”.

VUCA

VUCA es un acrónimo utilizado para describir o reflejar la Volatilidad, la Incertidumbre (Uncertainty), la Complejidad y la Ambigüedad de condiciones y situaciones reales.

La noción de VUCA fue creada por el U.S. Army War College para describir la situación mundial surgida tras el fin de la Guerra Fría. El término comenzó a utilizarse de forma generalizada en los años 90. ​ Posteriormente ha sido utilizado en los campos de la estrategia empresarial aplicándose a todo tipo de organizaciones.

Para contrarrestar el VUCA y poder aprovechar las oportunidades creadas por este tipo de situaciones se ha definido un VUCA* alternativo compuesto de: Visión, Comprensión (Understanding), Claridad y Agilidad.

 

Si queréis saber más…

 

Dolan, S. L., García, S., Auerbach, A. (2003): Understand­ing and Managing Chaos in Organisations, International Journal of Management. V. 20, Issue 1.

Begbie, R. y Chudry, F. (2002) The Intranet Chaos Matrix: A conceptual framework for designing an effec­tive knowledge management intranet, Journal of Database Marketing, Vol. 9 .N. 4.

Mintzberg, H. Et al. (1998) Strategy Safari: A Guided Tour through the Wilds of Strategic Manage­ment. Hemel Hempstead: Prentice Hall [Versión en español: Safari a la estrategia. Barcelona: Granica, 1999.

https://www.amazon.es/Strategy-Safari-Through-Strategic-Management/dp/0136956777

https://www.amazon.es/Safari-Estrategia-Visita-Management-Estrategico/dp/950641291X/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1515751668&sr=1-1&keywords=Safari+a+la+estrategia

Nonaka, I. (1988) Creating Organizational Order Out of Chaos: Self-Renewal in Japanese Firms. California Manage­ment Review. Vol. 30, núm. 3.

https://ai.wu.ac.at/~kaiser/birgit/Nonaka-Papers/Creating-Organizational-order-out-of-chaos.Self-renewal-2001.pdf

Singh, H. y Singh, A. (2002) Principles of Com­plexity and Chaos Theory in Project Execution: A New Approach to Management. Cost Engineering, Vol. 44 Issue 12, p23.

García-Melgarejo, MA, El desorden y el caos visual como constante en el diseño gráfico y su enseñanza: ¿culpa de la tecnología?”, Revista del Centro de Investigación, México, 8(29):39-46, 2008.

Alvarado-Planás, J, La Estética del Caos. Revista Nueva Acrópolis, Malaga, España, No. 207.

http://www.nuevaacropolismalaga.org/archives/la_estetica_del_caos000523.php

Prigogine, I. (1997) ¿Tan solo una ilusión? Una exploración del caos al orden. 4ª edición, Tusquets Editores, España, 1997.

https://www.amazon.es/%C2%BFTan-s%C3%B3lo-una-ilusi%C3%B3n-exploraci%C3%B3n/dp/8472236110

Ficapal-Cusí, P. (2017) Dirigir persones per transformar les organitzacions en temps d’incertesa. Oikonomics. Editorial Núm. 8. (Nov. 2017).

http://oikonomics.uoc.edu/divulgacio/oikonomics/ca/numero08/editorial/editorial.html